Con la llegada de septiembre, tanto niños como padres recuperan la rutina. Para combatir el estrés propio de la vuelta al colegio, los parques infantiles se convierten en el lugar preferido de los más pequeños. Los parques infantiles han sufrido muchas transformaciones en los últimos años, en parte por causa del suelo de caucho. ¿Por qué es una apuesta segura? A continuación se lo contamos.

La seguridad evoluciona gracias al suelo de caucho

En comparación con diversas superficies como el pavimento, el hormigón, la tierra y otras, podemos afirmar que el suelo de caucho es mucho más seguro. Se pueden observar los beneficios a raíz de analizar los posibles riesgos. Como el suelo de caucho absorbe los impactos, se minimizan los daños en caso de caída. Incluso pueden evitarse las caídas, debido a sus propiedades antideslizantes. Esta ventaja es especialmente importante en días de lluvia, porque las losetas de caucho drenan el agua muy bien e impiden la aparición de charcos.

Además, en un lugar público donde acuden tantos niños, debe ser posible mantener un entorno saludable y de higiene. El suelo de caucho se caracteriza por ser muy fácil de limpiar.

El suelo de caucho en los parques infantiles

Igualmente, actúa como capa aislante de la tierra, que pudiera estar contaminada por heces de animales o por parásitos, los cuales podrían presentar un riesgo importante para el sistema inmunitario de los pequeños.

Y la seguridad también se traslada al medioambiente, pues las losetas de caucho se producen a partir de material reciclado.

En definitiva, los niños necesitan correr y jugar libremente, mientras los padres se despreocupan. Eso es posible gracias al suelo de caucho en los parques infantiles. En RubberMat somos especialistas en maquinaria para la industria del caucho. Nos esforzamos por adaptarnos a sus necesidades y actuales y futuras. Contáctenos para más información.

Contacto